Queso y cerveza: maridaje para el calor

Con las altas temperaturas la cerveza fría es una de los más refrescantes tragos que podemos beber. Hay quienes piensan que el queso solo combina bien con el vino, pero la cerveza también puede ser una perfecta acompañante para las catas de queso. Ambos productos transmiten grandes sabores que pueden complementarse. Dicen que un buen queso ayuda a cualquier vino, pero las propiedades que contiene también se complementan a la perfección con la cerveza. ¡Te contamos todo lo que tienes que saber!

Queso y cerveza: mucho en común

En su composición y sabor la cerveza y el queso contienen muchos elementos en común. Los más evidentes son las levaduras y los aromas tostados, pero también comparten matices terrosos y notas afrutadas. En base a estas propiedades se pueden lograr un incontable número de distintas cervezas y quesos que se adapten a todos los gustos.

Además, como todos sabemos, consumir quesocerveza con moderación es sano para la salud y aporta una dosis energética y de sabores difícil de resistir. A media tarde o para cenar pueden ser el tentempié perfecto.

¿Cómo maridar queso y cerveza?

Lo mejor es elegir un equilibrio entre las grasas del queso y la graduación de la cerveza. Si se quieren obtener sabores potentes se deben buscar quesos que sean altos en grasas con cerveza de alta graduación; en caso contrario, quesos bajos en grasas y cerveza de baja graduación. El motivo es bastante evidente, de este modo ninguno de los productos eclipsará al otro: un queso fuerte puede camuflar el sabor de una cerveza suave, y viceversa.

Como podéis comprobar, no hace falta limitarse al vino cuando vayamos a tomar un buen queso de cabra, junto a la cerveza el queso también puede encontrar una pareja perfecta. Ahora solo queda que probéis nuestros quesos con algunas de vuestras cervezas favoritas y nos contéis el resultado.

queso y cerveza

Be first to comment