Queso de cabra: su origen

En Quesería Cortijo El Aserradero realizamos nuestra producción de quesos con componentes naturales y conocemos a la perfección cada uno de ellos. Éste es uno de nuestros valores, junto a las formas de elaboración que siguen los métodos tradicionales. Así conseguimos nuestros estupendos quesos elaborados con  leche fresca de nuestra propia ganadería de cabra.

¿Pero sabes de dónde proviene el queso de cabra? Vamos a explicártelo.

Los primeros quesos de cabra

Hay pruebas de que desde hace más de 4.000 años el ser humano elabora queso de cabra. En algunos museos arqueológicos se pueden observar algunas de las herramientas que utilizaban para preparar quesos desde la Edad de Cobre. Estos materiales se encontraron en algunas partes de España donde siempre han existido rebaños.

Después, los romanos también fueron grandes aficionados a los quesos de cabra y de oveja. Era uno de los placeres que degustaban las distintas escalas sociales. Han perdurado documentos escritos con instrucciones para la elaboración y conservación de los quesos. Por entonces, como hoy día, ya se recomendaban espacios frescos y sin que les diese la luz del sol.

El queso a través de la historia

España siempre ha sido un territorio de ganaderos, y donde han existido cabras se ha trabajado el queso como un modo de aprovechar la leche de la oveja. Desde la Edad Media hasta la actualidad se ha conservado como un elemento tradicional que aparece en numerosos libros de ficción como parte de las comidas de sus protagonistas, al igual que en manuales de cocina.

Como en nuestra quesería granadina, los comerciantes trabajaban con sus propias ovejas y realizaban distintos sabores de queso que se vendían por todo el país. En los mercados también se realizaban certámenes de queso donde se juzgaba cuáles eran los mejores quesos de cabra, después los premiados eran los más vendidos por la confianza que lograban.

El queso de cabra forma parte de la tradición gastronómica y cultural de nuestro país. No se puede entender el carácter de los habitantes de un lugar sin saber cómo se alimentan, y en España, gracias a cuidadosos trabajos como el que realiza Quesería Cortijo El Aserradero, se puede presumir de unos productos que mejoran la vida de sus ciudadanos.

Be first to comment