ELABORACIÓN | Quesería Cortijo El Aserradero

El queso de cabra es el más antiguo de todos los quesos. La cabra es un elemento esencial para la alimentación de las personas que habitan en climas secos. Esta variedad de queso, sin duda una de las grandes aportaciones de la dieta mediterránea, hoy día triunfa en todo el mundo.

Nuestro queso de cabra serrano es producido según nuestras tradiciones. Para lograr la mayor calidad seguimos el modo de elaboración heredado de nuestros antepasados. Hemos logrado un queso graso, de intenso aroma y sabor. Producimos los quesos de forma individual utilizando leche cruda de cabra recién ordeñada, coagulada con cuajo de cabrito lechal. Tras prensarlo, salamos por ambas caras y lo maduramos durante al menos 60 días, volteándolo a diario para que suden y adquieran esas características inconfundibles del buen queso de cabra. Además, nuestro requesón se caracteriza por poseer una textura ligera y cremosa.