De dónde viene la expresión: Que no te la den con queso.

El queso forma de la tradición cultural de nuestro país, no sólo es parte de la gastronomía española desde hace siglos, sino que además ha pasado a la tradición oral mediante frases hechas. Todos sabemos lo que significa cuando alguien te dice que estás como un queso. Es algo bueno, te comparan con un tesoro gastronómico y vienen a decirte que estás de buen ver. Suponemos que también sabéis qué significa: Que no te la den con queso, pero igual no de dónde proviene. Os lo vamos a explicar.

Queso y vino siempre han estado emparejados

Que no te la den con queso sirve para advertir cuando intuimos que alguien puede engañar a otra persona, que puede perjudicarle. Si pensamos en la frase podemos imaginar que viene a decir que el queso servirá de distracción. Y es cierto, el dicho proviene del mundo viticultor, cuando en las bodegas ofrecían catas de queso para ayudar a vender vino.

Existen muchas clases de vino y de una botella a otra puede haber una enorme diferencia de calidad. Hay añadas que salen defectuosas o bodegas que lo mejor es evitarlas. Igual que decimos que el queso engrandece un buen vino, también ayuda a que los malos sepan mejor.

Que no te la den con queso

El queso contiene una serie de proteínas que insensibilizan algunos receptores de sabor y en su momento ayudaba cuando trataban de vender algunos vinos de mala calidad. El cliente compraba lo que pensaba que era un vino sabroso y al probarlo en casa comprobaba que el vino era peor de lo esperado, que se la habían dado con queso.

Dicen que España es el país de la picaresca, pero muchas cosas han cambiado y ahora no se utilizan estas trampas. En cambio, el matrimonio que forman el vino con el queso sigue funcionando a la perfección y desde Quesería Cortijo el Aserradero os recomendamos que no pase una semana sin que os deis el capricho de disfrutarlo.

Be first to comment