Cómo cortar el queso para que mantenga sus cualidades

El queso es un alimento delicioso, pero al mismo tiempo es delicado, especialmente si deseamos que este manjar conserve y mantenga todas sus cualidades a la hora de ser servido a la mesa.

Cortar el queso de la manera adecuada requiere conocer algunas técnicas y aspectos que no debes dejar pasar si pretendes que el queso no se estropee y su presentación y degustación sean perfectas.

 

El corte de los quesos redondos

Lo primero que hay que tener en cuenta es que la forma del queso es la que suele determinar el corte. Para los quesos redondos, sean grandes o pequeños, la mejor forma de realizar el corte es hacerlo por la mitad y a su vez esas mitades dividirlas en dos, quedando cuatro cuñas.

Si tenemos un queso redondo bastante duro es recomendable que se corte por la mitad, posteriormente en cuña y que  se hagan triángulos iguales desde la corteza hasta la cuña, evitando que el grosor de los mismos sea demasiado fino o demasiado grueso.

El corte del queso según la consistencia

Otro aspecto a tener en cuenta para el corte, además de la forma, es la consistencia. Los quesos blandos son los más complicados de cortar, ya que si no se tiene cuidado el cuchillo se puede quedar pegado y romper el queso. Para solucionarlo se recomienda pasar la hoja del cuchillo por agua tibia o caliente para que resulte más fácil realizar el corte, aunque también pueden degustarse perfectamente comiéndose con cuchara o untándose en pan.

Be first to comment